¡Sólo con la verdad!
Redacción
| Augusto Rodríguez López - jueves 22 de agosto, 2019 - 10:35 am

Los delitos tributarios y el lavado de activos

Todos sabemos que el delito de lavado de activos es aquel que se produce cuando una persona a sabiendas o pudiendo conocer sobre el origen ilícito de los bienes, busca introducir los mismos al mercado. En el caso que el origen ilícito de los fondos sean producto de la comisión de un delito tributario, necesitamos conocer ¿Cuál es el tratamiento legal en este caso? ¿Cuándo efectivamente hay delito tributario? ¿Se puede regularizar un delito tributario para que el acto no sea punible? ¿Se puede cometer lavado de activos si el delito tributario fue regularizado a tiempo?

En el caso de los delitos tributarios, el artículo 189 del Código Tributario permite que, aun cuando se haya cometido un delito tributario, ésta puede dejar de perseguirse puniblemente siempre cuando el autor del delito, regularice lo dejado de pagar como tributo al Estado antes de que la Fiscalía abra investigación preliminar o antes de que la misma Sunat haya iniciado el proceso de fiscalización del tributo específicamente omitido. Para ello debe el autor debe de aceptar la comisión del delito y debe de pagar de manera íntegra todo el tributo, incluido la multa y los intereses devengados desde la comisión del delito. En ese caso, el hecho deja de ser perseguido por mandato de la Ley.

A la pregunta de si los bienes obtenidos por la comisión del delito tributario, fueron ingresados al mercado económico, entonces estaríamos ante el delito de lavado de activos, nosotros podríamos concluir que no sería posible, toda vez que en este caso la regularización en el pago de los tributos dejados de pagar al fisco, automáticamente hace imposible la persecución final del delito. Vuelve a la conducta legal y por ende no perseguible penalmente. Por lo tanto, no se cumpliría con el requisito del tipo penal del delito de lavado de activos, en el sentido de que los bienes tienen que tener un “origen ilícito”. Al no haber origen ilícito, mal podríamos estar hablando de delito de lavado de activos. No se cumpliría con este requisito objetivo del tipo penal.

Como vemos, en el caso de que por alguna razón alguno de nosotros esté inmerso en la comisión de este delito y aún no haya sido notificado por la Sunat para una fiscalización, o del Ministerio Público de alguna investigación, es recomendable ponerse a derecho, efectuando la rectificación debida y al mismo tiempo hacer el pago de todo la deuda generada por ese hecho a la Sunat, incluida la multa e intereses en caso se hayan generado, con el fin de poder aprovechar este beneficio que da la Ley en estos casos. Como dice el dicho, muchas veces es mejor “curarse en salud”.


¿Qué opinas al respecto?

Más noticias en Augusto Rodríguez López »

Importancia del principio de legalidad

¿Sabes en realidad qué es el principio de legalidad dentro de un estado de derecho? ¿Cómo funciona?...

¿Cómo heredar nuestro patrimonio?

El tema sucesorio es un tema importante en nuestra sociedad. Toda persona debería de pensar en la...

Garantía real y personal

¿Conocemos la diferencia entre una garantía personal y una real? ¿Qué sucede cuando hipoteco un bien? ¿Puedo...