¡Sólo con la verdad!
Redacción
| Inconformista - lunes 21 de mayo, 2018 - 9:15 pm

El Liderazgo Gareca

En el mundo se han escrito libros y un sin número de artículos respecto a los estilos de liderazgo de los técnicos de fútbol, particularmente he leído las estrategias y el liderazgo del Pep Guardiola (a pesar de ser madridista), de Mourinho y hace unos años estoy trabajando con el estilo de Diego “el cholo” Simeone. Tanto en Giuliano Díaz EIRL (en adelante, la empresa) como en mi club, el Tarapoto City, he venido pregonando y repitiendo frases como el tan popular “partido a partido”, “así como se entrena se juega” y las hemos ido formando a nuestro estilo y necesidad. Hoy por hoy, estoy convencido de que el mejor estilo de todos es el LIDERAZGO SERVIDOR, sin embargo, es el más difícil de aplicar, más aún cuando tu brillo depende de cuánto brillen los miembros de tu equipo.

Hace unos días me escribió un amigo que trabajó conmigo y que ahora ocupa un cargo de liderazgo en un reconocido restaurante peruano en Brasil, me preguntó cómo hacer cuando la marcha de tu equipo no va con los objetivos que te propusiste y lo que es peor, cuestionan tus decisiones muchas veces a tus espaldas. Le dije: “haz los que hacíamos en la empresa, júntalos a todos y escúchalos, al final ellos saben que eres tú el que va a tomar la decisión, sin embargo, el hecho de sentir que su voz es importante y que tienes en cuenta su opinión en tus decisiones, alineará sus objetivos con los tuyos”. Esto es servir, la estrategia es el servicio que estás al servicio de tu gente, que ellos puedan desarrollarse contigo.

La coyuntura en la que vive el Perú es la falta de liderazgo, de servicio y de sentido común, es un constante hoy en día. La crisis política, económica, la corrupción y la violencia, son justamente porque hemos elegido mal a nuestros líderes o porque el sistema está tan corrupto, que quienes pensamos que son buenos terminan traicionando sus ideales por interponer en primer lugar sus intereses y dejar de servir.

En esta coyuntura sale a la luz el nombre de Ricardo Gareca, director técnico del seleccionado peruano de fútbol, hombre que dirige el equipo que nos devolvió a un mundial después de 36 años. Una luz en medio de tanta oscuridad, una brisa fresca en medio de tanta pestilencia. Un modelo a seguir, un líder servidor. Líder en el sentido total, pues no sólo es un tipo pragmático, transparente y consecuente, es además un buen comunicador.

Lo más importante que tiene un líder son sus resultados, bien lo decía Frank Underwood: “el liderazgo no es lo que se dice, es lo que se hace” [1] y Gareca nos ha llevado de vuelta a un mundial. Es bueno saber que los resultados de tu trabajo son reconocidos por los demás, y en este caso por más de 30 millones de peruanos y otros cuantos más en el mundo. En nuestro caso o particularmente en el mío, no hemos llegado a ese nivel, estamos muy lejos seguro.

Otra de las cosas que caracterizan a los líderes, es la claridad de su misión y visión en el lugar donde se encuentren desarrollándose. Todos sabemos las de Gareca, así que les hablaré de las mías. Mi misión es la formación de profesionales y líderes, tengo que saber en qué lugar del mercado me encuentro y reconocer si soy un Big Fish o si el pez grande comerá al pez chico. Quizá por ahora estoy en el medio, alimentando a los grandes con la gente talentosa que conseguimos captar, formar y luego van a parar en sus propias empresas o en empresas más grandes donde se seguirán desarrollando. Son los dos únicos escenarios en los que me siento feliz de dejar ir a la gente que contrato.  Y esto no solo nos está pasando en la empresa, tengo gente que está desarrollándose en la competencia, en otras empresas de otros rubros, otros fuera, como mi amigo chef en Brasil, no me quiero llevar el crédito, al final lo único que hicimos es poner a prueba su talento, su motivación y mostrarles que pueden brillar con luz propia y vaya que sí lo hacen.

Esto también nos pasó en el Club Tarapoto City, fue increíble ver los rostros desencajados de mis muchachos cuando perdimos el partido que nos clasificaría a la siguiente etapa de la Copa Perú. Sin embargo, ese fracaso no fue el fin para ellos, fue el inicio de otras cosas mejores, ahora varios de ellos juegan en equipos campeones y sub campeones y siguen demostrando su talento.

Entonces pienso y concluyo: Yo no soy un administrador, soy un emprendedor, mi trabajo es buscar y encontrar talentos, ayudarlos a usar todo su potencial, a volverlos inconformistas; por suerte he tenido pocos que no mejoraron conmigo, porque yo aprendo todos los días de ellos. He ganado un nombre, mi nombre está aquí, pero son los resultados del equipo y es con este equipo de talentosos jóvenes que tengo en la empresa, hicimos una dinámica evaluando el liderazgo Gareca y estas son algunas de las características que encontramos y que nos pueden ayudar a mejorar la forma en la que dirigimos a nuestra gente.

MOTIVACIÓN PARA COMPETIR

Tengo un amigo cuya frase siempre recuerdo: “Todos son necesarios, nadie es indispensable”. Luego de conocido el resultado del caso Guerrero, Gareca dijo: “Tenemos que seguir adelante y los motivo a todos a competir. La motivación es lo que nos mueve, es una energía invisible que viene del motivo de cada individuo, es deber del líder saber qué es lo que motiva a su gente, no enfocarnos solo en lo externo, encontrar el “por qué” de cada miembro de tu equipo, es lo que hace la diferencia, es lo que satisface una necesidad. La gente no compra lo que uno hace, compra el “porque uno lo hace” y lo que uno hace es lo que uno cree, ahí está la motivación para competir”.

TODOS ESTÁN EN CONDICIONES DE COMPETIR

 Hace poco en una consultoría que hicimos en la empresa, la representante francesa del consultor me enseñó que todos deben competir en igualdad de condiciones, por lo que debería mejorar mi sistema de entrenamiento y capacitación. Y me lo recordaron al analizar a Gareca, él elije lo que le gusta para su equipo y tiene que estar en condiciones de competir, “que soporten 90 y hasta 120 minutos” dijo. Dejó bien claro que están en la selección los que se adaptaron al modo de juego y están bien físicamente. Todos deben estar dispuestos a dar más de lo que les piden, listos para la máxima exigencia.

Esto hoy en día me resulta difícil de conseguir en la empresa, tengo un equipo de ventas que necesita siempre mejorar sus condiciones para estar en los primeros lugares y competir, la misma consultoría me dijo que debía mejorar mi proceso de selección. La verdad es que quizá tenga razón, pero prefiero seguir mi instinto, debo reconocer que me he equivocado muchas veces, pero prefiero no contratar a la gente que necesita un empleo, prefiero contratar a la gente que crea en lo que uno hace y sea capaz de luchar por lo mismo. Ustedes dirán que es una irresponsabilidad, pero prefiero pensar que son riesgos calculados, para mí la diversión está ligada a correr riesgos. Cualquiera puede emprender, trazar una ruta segura y escoger con cuidado el camino, pero deja de ser divertido así. Divertirte mientras creas una empresa exitosa con gente realmente maravillosa, es lo que aprendí de Richard Branson y me lo confirmó Gareca.

CREE EN SU GENTE

La confianza en tu gente es imprescindible, es una de las cosas más importantes que tiene el equipo de Gareca, él los eligió y les dio la confianza, confianza que fue recompensada con resultados, recordemos como potenció a Miguel Trauco, nuestro jugador más admirado y querido, a quien lo sacó de la U y ahora juega en uno de los equipos más importantes de Brasil. Dijo Gareca: “Nuestra historia continúa”, es decir, se fue uno, no lo podemos llevar, pero me quedan 23 y puedo poner 1 más. El valor de lo colectivo por sobre lo individual, todo esto se resume en una palabra: CONFIANZA.

Creer en la gente que has contratado. Contratar a la gente adecuada es una habilidad y como todas las habilidades, ésta mejora con la práctica. Como ya les dije antes, mi trabajo es buscar gente valiosa y construir un equipo. Existe algo más escaso, fino y raro que el talento, es el talento de reconocer a los talentosos. No hay nada mejor que DAR confianza a tu gente, que sientan que son tus amigos y son amigos, porque cumplen conmigo como yo con ellos. Yo no les llamo empleados o trabajadores, porque un empleado no sabe lo que hace su patrón, los llamo AMIGOS porque les he dado a conocer todo lo que aprendí. Ellos no me eligieron a mí, he sido yo quien los eligió y los prepararé para que sean mejores personas y profesionales.

OBJETIVIDAD

Hay algo más que admiro de Gareca y es su capacidad de comunicar, es tan fácil entenderlo, no se complica y siempre tiene algo que decir, la parte que más me gustó de la última conferencia de prensa es cuando dijo: “Aquí no podemos estar haciendo planes, lo que tenemos que hacer es resolver problemas”, “Estamos preparados para la máxima exigencia”, “No sé si vamos a ganar el mundial, pero le puedo asegurar a la gente que va a ver lo que está acostumbrado a ver y quédense tranquilos que van a ver más”. “Estamos convencidos que este es el camino”.

Todo es un mensaje de objetividad, de practicidad en nuestras empresas y en nuestro estilo de liderazgo, esto es básico, no hay que complicarse, debes mantener las cosas simples, ganar partidos y avanzar, perder y aprender de las derrotas y avanzar. Hoy por hoy las universidades, los institutos les exigen a los estudiantes que para emprender un proyecto el plan de negocios debe ser perfecto. No digo que no haga falta un plan de negocios, sin embargo, no es lo único a lo que te debes guiar para emprender un negocio. Los planes no lo son todo, lo que cuenta, como dice Gareca, es estar preparados para resolver los problemas que se te presenten, sin obstáculos no sabes quién eres en realidad, debes encontrar esperanza en lo imposible y nunca darle la espalda a tu equipo pues es eso lo que los hace un equipo.

Como ya decíamos al inicio, hay algo que nos tiene jodidos a los peruanos y es la falta de liderazgo, si tienes una posición de liderazgo en tu empresa o en la de otros, puedes seguir los estilos de liderazgo de los mejores, el de Gareca, por ejemplo, y luego ir armando el tuyo.

Te doy un consejo más: Nunca pierdas la humildad, es fácil quedarse sin equipo, sin gente cuando la humildad te abandona, cuando no los escuchas o cuando te aislas.

[1] Frank Underwood, House of Cards, estelarizado por Kevin Spacey


¿Qué opinas al respecto?

Más noticias en Inconformista »

Marca personal: El talento abunda

Hace  más de 6 años, en mis conferencias afirmo que la creación de una marca personal forma...

La ética y los valores

Hoy está muy de moda hablar de lo socialmente responsable, también están de moda las redes sociales...

Todo comunica

Desde hace algunos meses, hemos sido testigos de las vertiginosas campañas de los candidatos al gobernador regional...