¡Sólo con la verdad!
Redacción
| Actualidad / Último minuto - viernes 29 de noviembre, 2019 - 11:39 am

En Tarapoto destituyen a profesora después de donar un riñón a su sobrina

Una contadora de 33 años fue la protagonista del primer trasplante renal de donante vivo. El novedoso procedimiento de alta especialización, aplicado por primera vez en Perú y Latinoamérica, estuvo a cargo de médicos del  Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins. Mónica Tuesta Sánchez recibía intensas sesiones de hemodiálisis y desde el 2015 estaba en lista de espera.

Mónica Tuesta ya había sido trasplantada años atrás, pero su cuerpo rechazó el riñón y volvió a diálisis, pero esta vez con muchos anticuerpos que le impedirían recibir un riñón de donante cadavérico. Los doctores buscaron donantes entre los familiares, sin embargo, los padres tenían enfermedades que no les permitían ser donantes, tampoco sus tíos y hermano. El cuerpo de Mónica se deterioraba cada vez más, todo parecía estar perdido, hasta que finalmente su tía Ana María Sánchez Flores decidió donarle, pero era incompatible.

Según lo que informa el médico Renzo Valdivia en su twiter, este caso se discutió con la Unidad de Trasplante Renal del  Hospital Rebagliati y se sometió a Mónica a un complejo y muy costoso proceso de desensibilización. Para lo cual, la tía Ana María Sánchez Flores tenía que estar presente y hacerse los estudios preoperatorios.

La profesora Ana María Sánchez Flores era directora del Institución  Educativa AA.VV.  DOS DE FEBRERO en Tarapoto, por la gravedad del asunto, pidió licencia sin goce de haber por 18 días. Viajó a Lima a prepararse para poder donar su riñón a su sobrina. Fue así que este hecho de amor se convirtió en el Primer Trasplante Renal Incompatible en el Perú y Latinoamerica.

Días después Mónica Tuesta volvió a la vida, su estado de salud mejoró notablemente y sus sueños de trabajar y tener una familia volvieron a su corazón. Pero aquí empieza la parte triste de la historia, llena de mezquindad, maldad, e injusticia.

La profesora Ana María al retomar a Tarapoto y volver a ejercer sus funciones en su centro de labores, se dio con la sorpresa que se le había dado fin a su cargo de directora, enterándose a través de un memorándum firmado por el director Regional de Educación,  Juan Orlando Vargas Rojas y una resolución por el  director de la Unidad de Gestión Educativa Local San Martín, Asdrúbal Vela Macedo, quienes le informaban el   término de su encargatura.

Todo había sido hecho a sus espaldas, sin que nadie le comunique al respecto y con la excusa de que había tomado más de 30 días de licencia, lo cual era completamente falso. Según lo que refieren sus familiares y amigos, al parecer todo fue arreglado aprovechando su ausencia.

Amigos, familiares y médicos hicieron sentir su indignación en las redes sociales, rechazando este maltrato hacia la docente. “El donante necesita apoyo y nosotros estamos buscando promover la donación de órganos y esto no puede ser la excepción”, refirió la Doctora Kelly Coba Vargas, de la misma manera, el médico tratante del Hospital Rebagliati, Renzo Valdivia, denunció el hecho en su cuenta de twiter y explicó el riguroso procedimiento en el que se sometió su paciente y la donante.

Hoy en horas de la mañana, en entrevista en Radio Tropical, el Director Regional de Educación San Martín, indicó que la profesora en su petición de licencia solo manifestó que se trataba de asuntos personales y que ni la institución educativa ni la UGEL tenían conocimiento que había donado un órgano, además señaló que se contactaría con la agraviada para tratar de dar solución a este tema.

Por su parte, Ana María Sánchez en comunicación con Amazónica Noticias, manifestó que se encuentra indignada, ya que esperaba que el director de la UGEL o de la Dirección Regional de Educación se hubiesen interesado en su caso cuando ella lo solicitó hace semanas atrás y no después de que la denuncia saliera en los medios. Además, indicó que está en su plaza de origen y presenta problemas de salud por no haber tomado el tiempo de descanso necesario por motivos de su destitución.

Y es así como un acto de amor, como la donación de órganos, se convirtió en una tragedia para la donante, que ahora sin su cargo que había conseguido con esfuerzo y sin justicia de su lado, solo le queda protestar y denunciar.

El Perú es uno de los países con los índices más bajos de donación de órganos en América Latina. Según el Ministerio de Salud, de cada millón de habitantes en el país, increíblemente solo dos personas donan sus órganos. Lamentablemente casos como el de Ana María Sánchez Flores, desmotivan a muchas personas a donar.

 


¿Qué opinas al respecto?

Más noticias en Actualidad » Último minuto »

Obreros de Construcción Civil trabajan expuestos a peligro en obra del distrito de Morales

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral – SUNAFIL, del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, informó...

Por gastos excesivos en comida condenan a 4 años de cárcel a ex alcalde de Morales

Tras ser encontrado responsable de malgastar en comida con fondos de la caja chica de la Municipalidad...

Detectan perjuicio de casi S/ 10 millones en obras de rehabilitación de carretera San José de Sisa

  La Contraloría General de la República detectó un perjuicio económico acumulado de S/ 9’845,834.14 en la...