¡Sólo con la verdad!
Redacción
| Mundo - martes 29 de enero, 2019 - 12:31 pm

Familia confirma que cuerpo hallado sin vida en Argentina es de odontóloga peruana

A dos semanas de su desaparición, la policía de Argentina halló el cadáver de la odontóloga peruana Gisella Solís Calle en un descampado de Villa Elisa, en La Plata.

El cuerpo fue encontrado cerca de un pequeño arroyo, en la zona conocida popularmente como «Selva Marginal», en cercanías del denominado Camino Negro.

«Esta mañana, los investigadores encontraron el cuerpo en el marco de los rastrillajes por la búsqueda de la odontóloga Gisella Solís Calle. El hallazgo se produjo en cercanías al denominado Camino Negro que une las localidades de Villa Elisa, partido de La Plata y Punta Lara, Ensenada», explicaron fuentes policiales a La Nación de Argentina.

«Los detectives policiales y judiciales consideran que el lugar del hallazgo es compatible con las hipótesis de investigación por la desaparición de la odontóloga», afirmó a «La Nación» una calificada fuente con acceso al expediente.

Los policías que buscaban a la Gisella Solís Calle hallaron varias grabaciones que registraron el paso de la camioneta de su pareja Casimiro Abel Campos por el lugar, pero no había aparecido ningún rastro de la mujer.

Después de la noche en que su novia desapareció, el sospechoso siguió su actividad normal, para tratar de no levantar sospechas.

— Doble vida — 

Días atrás, Casimiro Abel Campos, pareja de la odontóloga se suicidó en la habitación de un hotel, mientras la policía de Buenos Aires lo buscaba.

Abel Campos tenía 55 años, y había sido citado por las autoridades para rendir su declaración y ayude a hallar el paradero de la peruana.

Campos es considerado el principal sospechoso de la desaparición de la odontóloga peruana. Aparentemente, su suicidio confirmaría las sospechas de la policía de que este fuera el autor del crimen de Gisella Solís Calle.

Familiares de la odontóloga peruana señalaron que la pareja había mantenido una fuerte discusión, y sospechaban que esta se habría enterado de que Casimiro llevaba una presunta «doble vida», por lo que la víctima mortal habría puesto fin a la relación.

Hasta hace una semana, cuando se mató de un balazo, la vida de Campos se repartía entre La Plata y Lobería. De lunes a jueves trabajaba en IOMA, esto le permitía mantener su relación con Solís. Los jueves a la noche abordaba un ómnibus de larga distancia hasta Lobería, donde pasaba el fin de semana con su esposa e hijos. Pero esa doble vida que tenía armada se terminaría en marzo, con su jubilación. Al no tener la obligación de concurrir a trabajar en IOMA, Campos no podría justificar sus viajes a La Plata.

Ante esta situación, en diciembre pasado, Solís le planteó a Campos que eligiera entre vivir con ella o seguir con su esposa, en Lobería.

Luego de la discusión de la pareja, los familiares de Gisella Solís Calle no habrían vuelto a tener información de ella.

La hermana de la peruana desaparecida aseguró que denunció la desaparición la odontóloga el pasado 16 de enero, y agregó: «Mi mamá y mi hermano hablaron con ella el martes a la noche, las amigas la habían visto el lunes y todos coinciden en que ella estaba muy bien, muy entusiasmada con un proyecto para una nueva clínica, comprando cosas».

FUENTE: EL COMERCIO PERÚ


¿Qué opinas al respecto?

Más noticias en Mundo »

Mujer empuja de bus y mata a un anciano que le pidió ser «más amable»

La policía de Las Vegas (Nevada, Estados Unidos) busca a las personas que fueron testigos en un autobús público de...

Unesco mantiene estrechos lazos de cooperación con el Sineace por la educación de calidad

El coordinador del Observatorio Regional de Responsabilidad Social América Latina y el Caribe (ORSALC), Humberto Grimaldo Durán,...

Venezuela sigue paralizada y sumida en el caos por el apagón más largo de su historia

 La mayor parte del territorio venezolano permanecía el viernes sin electricidad luego de más de 24 horas en el apagón más...